Haul Otoñal
17071
post-template-default,single,single-post,postid-17071,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive,elementor-default

09 Dic Haul Otoñal

Bien, empezaré diciendo que necesito acelerar tiempos en esto de bloggear, porque me pongo a pensar entradas pero después mi velocidad de escritura/fotografías/edición es lenta no… LO SIGUIENTE.

Hice las fotografías que esta entrada hace… ¿un mes? Sí, fue antes de irme a Calatayud con M… por tanto, como mínimo este haul debería haber salido en Noviembre.

He llegado a plantearme no subirlo porque pensaba que, después de tanto tiempo, era absurdo. Pero ¿qué leñe…? ¡Ya tenía las fotos! No me apetecía que se empolvaran en una carpeta olvidada de mi ordenador así que ¡vamos allá!

Primero os presentaré mi nuevo pijama. De franela. Suave, calentito y tan yo con sus animalitos y sus plantitas que cuando lo vi me enamoré al momento.

Cierto es que yo soy más de esos pijamas gordos gordos, de los que al verlos estás completamente segura de que con eso no pasarás frío. Pero es que… ¡es de franela! Me encanta la franela.

Lo compré en Primark, no recuerdo el precio pero fue barato y probablemente no me dure dos inviernos (como todos los pijamas que compro en el Primark) pero no me importa porque eso me da una excusa para comprarme uno nuevo el año siguiente. Aun así tengo la ligera sospecha de que al no ser un vinilo transferido no se resquebrajará con los lavados como me ha venido pasando. Espero sinceramente que no se me estropee y me aguante varios años.

 

Vayamos con Sephora. Esta ha sido mi primera compra en la tienda porque siempre que pasaba por un córner o por una tienda miraba hacia otro lado puesto que el maquillaje que venden en Sephora sale un pelín de mi presupuesto pero llevaba un tiempo con la idea de comprarme un Tangle Teezer (16,50€).

Me había paseado por Primor en su busca pero no lo encontré así que probé suerte en Sephora y ¡bingo! 

Tengo el pelo fino y rizado, y aunque no tengo mucha cantidad, últimamente sentía que me lo estaba cargando cada vez que me lo cepillaba después de la ducha. Mil nudos, tirones y dolor. Leí sobre la magia de este cepillo y decidí probar suerte. La verdad es que luego investigando por la red descubrí que me podría haber ahorrado unos euros pero definitivamente no me arrepiento para nada de la compra. Es una verdadera maravilla. Ni un tirón. Ni uno.

En un principio puede resultar incómodo ya que no tiene mango, a pesar de su diseño ergonómico, pero cuando compruebas que no da ni un tirón en el pelo se te pasa la incomodidad y pasas a amarlo. Trae un “soporte” que protege las púas y es genial, sobre todo cuando lo guardas en un neceser para viajar.

Y mi segunda compra fue un caprichazo, para que os voy a engañar, esta máscara de pestañas llevaba haciéndome ojitos (nunca mejor dicho) muuuuucho mucho tiempo. Pero su precio me echaba siempre hacia atrás y además he leído que se seca con rapidez, por tanto no da tiempo a usar todo el producto.

Cuando vi las minitallas (10 €) fue como una señal. Venga, ahora. ¡Me lo compré! Y puf… favorita desde ya.

Reconozco que la primera vez que usé Better Than Sex (en cuanto llegué ese día a casa) me decepcionó. Así tal cual. Además en la caja te muestran un supuesto antes y un después impresionante y yo observaba mis pestañas y pensaba pues no es para tanto pero ay… es que no la estaba usando bien. Me había hecho una pasada tan sutil que apenas había descargado producto. Que sea una máscara de pestañas TOP no significa que no debas usarla como las demás. Es decir, debes introducir bien la base de las pestañas en el gupillón y deslizar hacia arriba moviéndolo en zigzag. Es entonces cuando flipas. Pestañas gorditas, largas y sin grumos.

Algunos días me contengo y uso otras máscaras que tengo, pero al fin y al cabo es como ¡leñe! voy a usarla, que para algo me la he comprado. Esto es como comprarte un perfume caro y decidir ponértelo dos ocasiones especiales al año para no gastarlo. No. Mejor ponértelo y disfrutarlo al máximo y si se gasta pues ya vendrá otro, igual o diferente. Pero lo importante es disfrutarlo, no verlo en el estante.

(para muestra, un botón, vosotras me diréis en qué ojo llevo la máscara)

 

Hablando de perfumes, en mi paseo por Primor, buscando el cepillo Tangle Teezer, decidí reponer Fantasy de Britney Spears (100ml/30€ -creo recordar-). Sí, habéis leído bien, de Britney Spears. Mi amiga Belén me habló de ella (básicamente le pregunté qué colonia llevaba porque me encantaba el olor) y este es ya mi segundo bote.

A pesar de que yo siempre he sido de olores frescos últimamente me llaman mucho la atención los dulzones. Fantasy puede resultar un poco empalagosa en un principio pero en cuanto se asienta en la piel huele de maravilla. Huele a golosina, a azúcar, pero también a fruta ácida… es raro y si tenéis la oportunidad de olerla os lo recomiendo (también para ver qué tal funciona en vuestra piel). Por último, un gran aspecto a resaltar es su perdurabilidad.

Eso sí, el frasco es hortera hasta decir basta.

 

Aprovechando el paseo de compras por el centro comercial me pasé por una de mis tiendas favoritas para llevarme un GRAN Y ENORME DISGUSTO. Estaban de liquidación. Sostrene Grene es una tienda de decoración de estilo nórdico low cost que me chifla. De verdad que me quedé muy chof cuando vi el aspecto desolado de la tienda con las últimas cosas a la venta. Con mucha pena compramos decoración y luces navideñas (que ya hemos puesto en el árbol y queda TAN TAN BIEN). De lo poco que quedaba ya.

Hoy ya está cerrada permanentemente (#sad).

 

Y por último pasamos al vestuario. Comencemos por los pies.

Llevaba tiempo queriendo unos botines con tacón. No mucho, el suficiente como para ir cómoda. Informales, para el día a día pero que pudiera ponerme también en ocasiones más especiales. Después de un mes usándolos doy fe que son ultra cómodos y no pueden encantarme más.

Por otro lado me compré unos pantalones bastante formales con estampado de cuadros “Príncipe de Gales” (Stradivarius | 17,95 €) Con él trato de salir un poquito de mi zona de confort puesto que soy una incondicional de los vaqueros y los pantalones negros básicos.

Solo diré que el outfit jersey mostaza + pantalones cuadros + botines ya es de mis favoritos. Me siento estupenda con él.

 

Y para terminar el haul os presento a las cinco joyas de la corona. Necesitaba urgentemente renovar algún jersey y… bueno… me volví un poco loca. Pero no pueden enamorarme más. Son gorditos, calentitos, suaves y bonitos. Apenas me los he dejado de poner estos días.

 Mostaza (H&M | 9,99 €)

Brillante (H&M | 14,99€)

 Burdeos de chenilla (H&M | 24,99€)

Negro peludito (H&M no he encontrado enlace)

Rosa (Stradivarius no he encontrado el enlace)

Ignorad mis pelos, iba muy divina con los jerseys pero la realidad es que llevaba pantalones de pijama y aún no me había peinado.

#mividaNOesPinterest

 

Y con esto doy por terminado mi primer haul de mi regreso oficial a blogger.

Espero que lo hayáis disfrutado 🙂 Contadme si os ha gustado o si hay algo que os haya creado ansia viva.

Tags:
8 Comments
  • Sara Batsky
    Posted at 14:46h, 10 diciembre Responder

    Ay, llevo mucho, pero que mucho tiempo con el ojo echado al tangle teazer y mira, estoy a nada de ir a por él. He oído maravillas de ese cepillo y quizá podría ayudarme con mi pelo (que es tan fino que se parte enseguida), ¡así que tomo nota!
    Por otra parte veo que eres una enamorada más de los jerseis como yo, pero fíjate que este año me está siendo imposible encontrar alguno que no me quede como un saco de patatas. Visto que la mayoría de los tuyos son de H&M iré a echar un vistazo allí, a ver si hay suerte. ¡Gracias por enseñarlos!

    ¡Un abrazo enorme!

    • Elena
      Posted at 19:08h, 10 diciembre Responder

      ¡Hola Sara! Qué ilusión leerte por aquí ^^
      Pues de verdad reitero lo que he dicho en la entrada, yo estoy encantada con Tangle Teezer pero si te recomiendo que mires precios en diferentes tiendas porque he visto que variaba de unas a otras. Yo también notaba que me lo rompía (y más ahora en otoño/invierno que hay que darle cuidados extras porque está más frágil) cuando me lo cepillaba y con este es todo más suave, más gustoso. Ir poquito a poco, de medios a puntas, mechones pequeños, después un poco más arriba… y de verdad sin tirones.

      Y respecto a los jerseys… reconozco que a mi me costó un poquito porque es cierto que algunos diseños que se han puesto de moda ahora no me entusiasman demasiado. Pero esa sensación de encontrar el que te gusta… ¡ay! H&M suele ser una de mis tiendas de referencia, me gusta mucho su estilo.

      ¡un beso enorme y gracias por pasarte guapa!

  • Vanessa OnlyNess
    Posted at 19:38h, 10 diciembre Responder

    Un Haul siempre es bienvenido, sean compras de hace 2 días o de 20, ¡ansia viva al poder! Me ha encantado tu reflexión sobre la máscara de pestañas, porque yo soy de esas personas que les cuesta mucho invertir en un producto porque luego siempre acabo “guardándolo” para ocasiones especiales (lo que se acaba traduciendo en usarlo 4 veces contadas) y… por evitar que se gaste se me acaba echando a perder, ¡así que no cometas mi fallo porque además te hace pestañazas! jajaja
    ¡Un abrazo! 🙂
    P.d.: Ese jersey burdeos de chenilla (a.k.a. super suavecito y amoroso) de Stradivarius me está poniendo ojitos….

    • Elena
      Posted at 12:24h, 25 diciembre Responder

      ¡Hola, Vanessa!
      Claro! Si es que también es eso lo que pensé “A ver, Elena, tú cuando lees un haul te encanta, sea cual sea el momento que lo publiquen” así que por eso me esforcé por sacarlo.
      Y lo de los productos caros… no creas que a veces me tengo que forzar porque el primer instinto es guardarlo como oro en paño jajaja.
      Y, sea lo que sea, si es de chenilla y te pone ojitos, ¡hazte con ello! Adoro que se haya puesto de moda!

      Gracias por tus palabras y por pasarte por aquí, guapa.
      ¡Muchos besazos!

  • Noëlle S.
    Posted at 11:31h, 13 diciembre Responder

    FAAAN DE LOS HAULS. Ahora necesito urgentemente un pantalón de cuadros, en serio. ¡Siéntete culpable! Me ha gustado mucho la entrada y la filosofía de “aunque tarde, pero lo hago”. Nunca dejes fotografías cogiendo polvo, nosotras queremos tus hauls y tus cosillas aunque vengan con “retraso”. Y por cierto, el Tangle Teezer es MARAVILLA. No podrás usar otro cepillo a partir de ahora, palabrita. ¡Un besito enorrrrme!
    P.D.: Pronto me haré con esa máscara de pestañas y HYPE.

    • Elena
      Posted at 12:20h, 25 diciembre Responder

      Hola!! Ya vi que habías sucumbido al pantalón de cuadros! ¡Es que me parecen preciosos!
      Esa filosofía la llevo arrastrando mucho a ver si no tengo que emplearla porque lo hago al día…
      ¡Mil, mil gracias por tus palabras! Y el cepillo… te creo totalmente, es que es una pasada >///< yo que era un poco escéptica... pero vaya descubrimiento!! un besazo Noe!!!

  • Nerea - Miyumiko
    Posted at 23:59h, 14 diciembre Responder

    Cinco minutos mirando la foto del cepillo para saber que era un cepillo. Con la ignorancia, eh.
    Tengo un jersey igual que el tuyo burdeos pero en color ocre. Ay, el ocre. Y me compré un anorak… Pero a nadie le gusta… Es verde militar por fuera y verde lima por dentro. No sé, llevo una temporada en la que a todo el mundo le parezco hortera, jajajaja.

    La máscara de pestañas mola mucho. Yo últimamente no uso casi maquillaje, me está ganando la pereza la batalla.

    Un besaco, muamua!!

    • Elena
      Posted at 12:31h, 25 diciembre Responder

      Jajajajaja, me meo! La verdad es que viendo la foto cuesta verlo, por eso digo que quizá muy ergonómico no es. Pero de verdad, facking maravilla de cepillo.
      ¡Y el ocre/mostaza, los amarillos en general, vaya, me vuelven loca! Me lancé a por el burdeos porque también es otro color que me encanta, pero vamos porque no encontré antes uno de color ocre que me gustara y me sentara bien, que si no me lo habría comprado de ese color!
      y oye, si tú estás bien y cómoda con tu anorak, que al mundo le parezcas lo que quieran. Yo muero de deseo por ir siempre con un chubasquero amarillo chillón. Siempre que veo uno quiero lanzarme a por él aunque donde vivo no llueva ni de coña. Ay, si viviera en el norte… Este verano en Asturias quise comprarme uno, le hice una foto y todo para el recuerdo, pero era demasiado caro para darme el capricho.. T.T

      Y respecto a la relación pereza-maquillaje te diré que muchos días también me gana la primera, pero es que la máscara es casi imprescindible en mi vida. Esos días perezosos que me pilla el toro para ir a trabajar me echo un poco de máscara y ya me veo con mejor cara automáticamente.

      Muchas gracias por pasarte, Nerea ¡¡Un besazo!!

Post A Comment