When you look back, everything is different
16018
post-template-default,single,single-post,postid-16018,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive,elementor-default

31 May When you look back, everything is different

Qué absurdo ¿verdad? ¿Por qué todo el mundo está empeñado en que después de la graduación ya nada será igual que antes?

– Supongo que si lo dicen todos es que será cierto.

– Pues yo no creo eso. Creo que lo que ocurre es que los adultos son unos amargados que se empeñan en complicar las cosas. Crecer es un asco.

Sally no respondió ante eso. La suave brisa costera les bañaba el rostro y hacía ondear sus largas melenas, hace dos años que hicieron la absurda promesa de que se dejarían el pelo crecer y crecer, que no se lo cortarían ninguna de las dos, ni siquiera cuando se enfadasen, al fin y al cabo siempre volvían a ser amigas. Sally y Hanna. Hanna y Sally. Amigas desde siempre, amigas para siempre.

– ¿Acaso tú tienes una explicación de cómo unas personas que han compartido tantos años de su vida de pronto se gradúan, van a la universidad y dejan de ser amigas? Es científicamente imposible. Cambian los profesores, el lugar de estudio, los compañeros de clase, pero no cambian los sentimientos. Y si eres mi mejor amiga ahora, lo serás también dentro de unos meses cuando esté sentada en alguna aburrida clase en la facultad.- Hanna estaba empeñada en que su hermana mayor le había dicho que el año que viene apenas se vería con Sally para fastidiarla. Porque eso es lo que hacen las hermanas mayores; fastidiar.

– Dicen que el roce hace el cariño ¿no?

Sally siempre había sido la cauta, la que se paraba a pensar. Y cuando Hanna le había empezado a contar aquella la discusión que había tenido con su hermana y lo que le había dicho sobre que se distanciarían, Sally se dio cuenta de que ella ya lo llevaba pensando desde hace semanas, cuando empezaron a otear en el horizonte los exámenes finales.

– Pero una vez que el cariño está hecho ¿quién necesita el roce?- Hanna siempre conseguía siempre sacar argumentos de cualquier sitio.

– En serio, Hanna, cuando la misma chica con la que compartas gustos, con la que odies las mismas cosas, la que se siente día tras día a tu lado en clase, con la que hagas los trabajos que os manden… esa será tu nueva mejor amiga, porque tú estarás ocupada y yo también y apenas nos veremos, seguiremos hablando, por supuesto, no vamos a tirar todos estos años a la basura, pero asume que no será como ahora. No nos sentaremos en la playa cuando empiece a hacer el calor suficiente como para llevar pantalones cortos, no estaremos colgadas del teléfono todas las tardes, será más difícil quedar para ir de compras o al cine…

La voz de Sally se apaga poco a poco y Hanna la mira con atención en busca de cualquier señal que la indique si va a ponerse a llorar. No encuentra ese temblor en el labio, antecedente de chubasco incontrolado. Sally permanece seria, y casi un poco distante.

– Que no, joder. Me niego siquiera a imaginarlo. Tendremos buenas amigas en la facultad, pero tú y yo.- Hanna le pasa el brazo por los hombros a su amiga.- Tú y yo seguiremos tan unidas como lo estamos ahora. No creas que te vas a librar de mi tan fácilmente.

 

Sally no dijo nada, era inútil, ella sabía que todo cambiaría.
Todos lo sabían.
Pero Hanna ni siquiera intuía que después de aquel verano ya nada sería igual.
Tags:
9 Comments
  • Laura !
    Posted at 20:27h, 30 mayo Responder

    No es científicamente imposible, doy fe.

    Bonito y triste y tan real como la vida misma 🙂

  • Elena A.
    Posted at 22:37h, 30 mayo Responder

    Lamentablemente, yo tambien doy fe.
    Gracias Lau!

  • LorenaGb
    Posted at 05:52h, 31 mayo Responder

    Jo, ¿Y cómo sigue? Yo quiero saber más sobre Sally y Hanna.

    Un besazo guaposa 🙂

  • Mirween ♥
    Posted at 12:42h, 31 mayo Responder

    Me encanta todo lo que escribes!! Precioso.
    Y qué bonito te has dejado el blog, tan veraniego, tan chulo!! ^^

    Besitos.

  • Mina
    Posted at 13:34h, 31 mayo Responder

    Mis amigas y yo también pensamos mucho en eso. Por eso, por si acaso, hemos quedado para dentro de casi 20 años, en el 2030, para recordar viejos tiempos 🙂
    La pregunta es ¿irá alguna a la cita?

  • Lucy
    Posted at 18:03h, 31 mayo Responder

    Esa es la gran duda, lo que pasara cuando acabe el colegio, el instituto, la universidad…
    ¿Sabes lo que es que te separen de gente con la que llevas 11 años?
    Yo lo voy a saber, y no creo que me guste…

  • Elena A.
    Posted at 21:29h, 31 mayo Responder

    @Lorena: Sigue que… la verdad es que no sé la respuesta. Quizá algún dia nos iluminen 🙂
    Muaaack!

    @Mirween: Aysss inyección de autoestima! Muchisimas gracias, Mireia! Me alegro que te guste el diseño ^^ yo tambien estoy muy contenta con el resultado >///<

    @Mina: Puff dificil es responder a tu pregunta, la verdad… pero espero que me cuentes la respuesta dentro de 30 años 🙂

    @Lucy: Siendo sincera Lucy, no te va a gustar, yo estaba negada a creer que las cosas cambiarían, y me volví loca intentando que todo siguiera igual. Solo sirvió para deprimirme. El contacto no lo pierdes pero no es lo mismo…

  • Laura !
    Posted at 22:43h, 31 mayo Responder

    Hay una cosita para ti en mi blog 🙂

  • Chamuuu
    Posted at 21:34h, 01 junio Responder

    Me E N C A N T A tu blog. Te pasas por el mio? Estoy escribiendo mi historia ^^
    http://thelittleworldofchamu.blogspot.com/
    Gracias por estar 😀

Post A Comment